Método iterativo e incremental

Imagen de Henrik Kniberg

Tu empresa ha externalizado la creación de una aplicación a una empresa en India y a los cuatro meses de la fecha límite entregan una primera versión.
En esa primera versión te das cuenta que tiene bastantes problemas. Como por ejemplo:

  • Los requisitos mínimos no han sido cumplidos.
  • La interfaz de usuario tenía que ser igual a otra aplicación, ya que los usuarios están acostumbrados a esta primera, y no se parece nada.
  • La aplicación no funciona con el número mínimo de usuarios concurrentes que va a tener.
  • Las funcionalidades desarrolladas hacen lo que tiene que hacer, a veces.
  • El código no tiene un mínimo de calidad

Como puedes imaginar, no vas a poder arreglar todos los problemas en solo cuatro meses y los costes en cuanto a tiempo y dinero aumentan con cada mes que no ha entregado el producto, y serán muchos meses.
Además, la gente de negocio tiene que hablar con los clientes sobre estos cambios, ya que no van a estar terminados en la fecha prometida. Lo que bajará la confianza de los clientes en la empresa.
Lo mismo pasa con la gente de marketing y la campaña que tenían pensada hacer para captar nuevos clientes, que tendrán que ser pospuestas. Con el coste adicional que supondrá este cambio.

La forma de desarrollar este producto es en cascada (waterfall) ya que todos los requisitos han sido dados al principios del desarrollo y el producto se entrega cerca de la fecha de entrega.

Imagen de https://www.adictosaltrabajo.com/tutoriales/metodos-agiles

La forma de desarrollar un producto en cascada es la más eficiente porque si los requisitos han quedado claros y no hay problemas durante el desarrollo del producto se han gastado cada céntimo en las cosas necesarias para obtener el producto.
El problema es que en los 10 años que llevo desarrollando software siempre hay “problemas”. Puede ser que sea casualidad o que los problemas no son tal, si no un es algo habitual en el desarrollo de software. Personalmente me decanto por el segundo motivo.

Hay varias alternativas a este tipo de desarrollos en cascada pero voy a hablar del que conozco. Del desarrollo iterativo e incremental.

El desarrollo iterativo e incremental consiste en ir entregando versiones de tu producto que vayan entregando cada vez más valor con cada versión del producto.

Imagen de https://www.adictosaltrabajo.com/tutoriales/metodos-agiles

La ventaja de esta forma de desarrollar un producto es que si hay algo mal, como la lista que he comentado al principio, tenemos tiempo suficiente para poder solucionarlo. O lo que es lo mismo, estamos reduciendo el riesgo que es el entregar un producto al final del desarrollo sin saber si está bien.

Claro que esta forma de desarrollo tiene sus inconvenientes. El más importante es el tiempo que hay que dedicarle a verificar que vamos por el buen camino. El tiempo que dedicamos a hablar con el cliente o con la gente de negocio para comprobar que lo que estamos desarrollando encaja con lo que tenían pensado.
Otro inconveniente importante es que la forma de desarrollar cambia de forma drástica. En cada nueva versión de nuestro producto tenemos que comprobar que las nuevas funcionalidades funcionan de la forma correcta y que las funcionalidades desarrolladas en las versiones anteriores siguen funcionan. Así, con cada nueva versión que se acerca más al producto tenemos que probar muchas cosas: las funcionalidades nuevas y las antiguas.
Como puedes imaginarte llega un momento que este proceso de comprobar que todo lo desarrollo funciona de forma correcta no se puede realizar de forma manual. De forma manual quiero decir de una persona que compruebe un todo funciona.
Por lo que necesitamos algún tipo de proceso automático que nos permita comprobar que lo que hemos desarrollo funciona. Aquí es donde entra en juego los test unitarios, los test de integración y los test de aceptación.
Los test unitarios y de integración comprueban que la aplicación funciona como debe funcionar y los test de aceptación comprueba que la aplicación funciona como el usuario final quiere.

Los cambios de un proceso en cascada a un proceso iterativo e incremental son grandes. Tanto a nivel de negocio como a nivel de desarrollo. La gente de negocio tiene que ayudar a comprobar que lo que que el usuario quiere es lo que se está desarrollando (test de aceptación) y la gente de desarrollo tiene que crear test de integración y unitarios para comprobar que lo que se está creando funciona de forma correcta.
Estos cambios son grandes pero van a permitir a vuestra empresa a reducir los riesgos. Lo que va a permitir a vuestra empresa crecer reduciendo los riesgos en este crecimiento.

Personalmente las ventajas ganan a los inconvenientes en un proceso iterativo e incremental. ¿Tú qué opinas?